Lo último:

El Problema de la Diversidad en la Educación

Por Daniela Fabiola Bryner

Daniela Fabiola BrynerPor Daniela Fabiola Bryner

 Quiero  compartir en esta nota la experiencia de haber trabajado en un colegio en Phoenix, Arizona viniendo de la Argentina, con el título en Psicopedagogía.

El colegio al que me refiero tenía una población en mayoría hispana,  yo estaba en el área de educación especial,  y también en la parte de comunicación entre padres y maestros.

Al comenzar mi trabajo observe que el personal de la escuela, en su mayoría americano, desconocía las costumbres de la cultura hispana. Me llamó la atención teniendo el colegio tantos chicos de habla hispana que no hubiera otro personal más que yo, para comunicarse con padres, maestros, y chicos que migraban semanalmente desde México.  Me habían contratado para ayudar a chicos que tenían problemas en aprender inglés y  problemas de aprendizaje en general, al no tener traductor me derivaban más a tareas de oficina que a ayudar a los chicos. Por ejemplo, ayudaba a padres a anotar en la escuela a sus hijos ya que no entendían como llenar la solicitud de ingreso, traducía conversaciones telefónicas entre maestros y padres,  ayudaba a los consejeros a hablar con padres que no sabían inglés,  etc.

 Cuando la gobernadora de Arizona promulgó la ley contra la inmigración ilegal, dejaron de venir familias desde México,  se fueron 400 familias del colegio, la mayoría emigraba a otros estados y no volvía a  México y al no necesitarme más, me quedé sin trabajo.

Ahora bien, lo que pasaba es que muchos de los chicos que estaban en educación especial y hablaban español no tenían problemas de aprendizaje sino que tenían problemas de comprensión del idioma.                                                                                                                         

Lo malo es que los etiquetaban como educación especial, los padres me decían mientras los ayuden no importa, pero la autoestima de estos chicos estaba afectada y los mismos compañeros de clase los excluían. 

 No sólo los compañeros los excluían, sino los maestros también. Y ésto es muy importante, porque muchas veces nuestros hijos vienen quejándose de que en el colegio los tratan mal y no les creemos.Seriamente,  si tienen un chico que llega a casa con quejas lo que recomiendo hacer es pedir observar una clase. 

Esto lo digo en base a una experiencia, había un maestro muy despectivo con los chicos que cuando yo iba a ayudarlos individualmente los trataba mal. Un día, me pidió que vaya a su clase a traducir una entrevista que tenia con un padre, el padre se quejó que su hijo no quería ir al colegio, el maestro se mostró amoroso en ese momento, diciendo que todo era culpa del hijo y que cuente él cómo no quería estudiar, Por otro lado, el niño me pidió a mí que cuente un poco como era la cosa, mucho en ese momento no podía hablar ya que estaba trabajando en la escuela, le pedí a estos padres en privado que vayan a observar la clase, y que le crean a su hijo. Creo que como este caso debe de haber varios. En este caso, el problema era el maestro y no el alumno.

Traté de explicarle al personal del colegio que el asunto de la comunicación entre hispanos y americanos iba mucho más allá del idioma, que tenemos otras normas, otras costumbres pero nunca me entendieron.  En la clase de matemática les mostré como hacíamos nosotros las cuentas (por ejemplo acá se divide poniendo los números  en un sentido distinto al nuestro en general matemática la estudian totalmente diferente y al haber chicos que se mudaban de México todas las semanas de sexto grado y no entendían matemática, trate de explicarle a los profesores que eso no es un problema de aprendizaje sino que aprendíamos distinto pero nunca me quisieron escuchar).

Y siguieron con la misma idea, chico extranjero que no aprende, es sinónimo de problema de aprendizaje. No ven más allá de eso, no investigan el por qué.

En una ocasión me tocó ayudar a una nena que venía del África, era refugiada.  Me decían que la nena tenía problemas de conducta, que no aprendía y que pegaba, entonces me pidieron que la saque del aula y la lleve conmigo, para que no moleste. Me dí cuenta que ésta nena, además de haber sido abandonada por sus padres en un orfanato y no tener contacto con adultos, hablaba a la perfección cinco idiomas, y que en el África nunca le habían enseñado a escribir, la escuela era sólo oral. Ella estableció   una relación muy linda, le gustaba estar conmigo y no era agresiva ni tenía problemas para aprender. O sea, por tomarme el tiempo en investigar por qué la nena no escribía, ella se calmó y aprendió a escribir.

 En resumen, nuestros hijos están en un sistema rígido, cerrado, donde no ven mas allá que lo concreto, la disciplina en los colegios es más estricta que lo que uno se imagina desde afuera, por eso recomiendo a los padres observar clases, acá en los Estados Unidos está permitido.  Nuestros hijos como no conocen otro sistema no pueden comparar,  pero nosotros si observamos las clases nos vamos a dar cuenta que en casa somos más permisivos que en la escuela, cosa que no me parece mal, que en la escuela tienen demasiadas reglas de conducta, no los dejan hablar, ni hacen demasiada vida social. Es muy estructurado.  También creo que por el mismo motivo, los chicos cuando vuelven del colegio necesitan descargarse,  necesitan que los entiendan y no pongan en la casa reglas tan estructuradas como en la escuela.

 

 

 

About Elizabeth Trajtenberg (21 Articles)
Founder and columnist for La Ventana Americana. Also producer, editor, cohost and reporter.

2 Comments on El Problema de la Diversidad en la Educación

  1. Stacy Moreno // January 23, 2014 at 12:57 PM // Reply

    Muy bien escrito! Gracias por su blog!!

  2. Gracias por compartir tu experiencia!! Ojalá se escuchen a los niños en las instituciones, y los profesionales seamos considerados como tales.. Es una larga lucha. Éxitos

Leave a comment

Your email address will not be published.

*