Lo último:

¿Qué nos mueve hoy en el Silicon Valley?

más Zuckerberg y Jobs que Facebook y Apple

Aquí, en el corazón del Silicon Valley, la Nueva Florencia de nuestro Nuevo Renacimiento (Era Digital), podrías cruzarte en cualquier café o esquina con el próximo Steve Jobs, Mark Zukenberg , Bill Gates, Larry Page, etc. y sin apenas sospecharlo.  Él o ella podría tener cualquier edad, creencia religiosa, aspecto físico e incluso su propio acento.  En este lugar, donde lo curioso es ser nativo, todo el tiempo y en paralelo, alguien está maquinando y/o intercambiando una nueva idea, que luego, si encuentra todas las condiciones necesarias, terminará por fecundar en una nueva empresa o startup o, con menos suerte y no menor placer durante el proceso, seguirá su noble destino de “espermatozoide” inútil esterilizado por la realidad, sin honores y sin funeral.

bill-steve-markEsa ebullición de ideas,proyectos y empresas, puede ser percibido en el brillo de sus ojos cuando están intercambiando una idea, proyecto, demo o incluso maniobrando el vertiginoso “Elevator Pitch” frente a algún despiadado potencial “inversor ángel” (y no precisamente de la guarda).  Pero definitivamente, lo que hace aún más fascinante a este micro mundo nerd, bohemio y emprendedor, es ver a esos “jóvenes” irreverentes, realmente convencidos de que van a cambiar el mundo, se volverán millonarios y pasarán a ser parte de la historia, en menos de un lustro.   Y de aquí se deriva mi principal inquietud, ¿Qué están buscando? ¿Con qué están realmente soñando? ¿Cómo definen lo que sería éxito o fracaso? ¿Sueñan con un mundo mejor, con ser millonarios o con pasar a la historia? ¿El legado (transformar el mundo), la plata (dinero) o el bronce (la estatua)? ¿O un poco de los tres?

Escultura-Steve-Madame-Tussauds-Bangkok_TINIMA20130319_0549_5Hasta el momento, me entristece decirles, que si bien veo siempre algo de los 3, mi percepción es que en general, la principal motivación es el bronce, la plata y si queda tiempo, el legado.  Veo a más emprendedores soñando con ser el próximo Steve Jobs en lugar de soñar con crear el próximo Apple.  Lo que no deberíamos perder de vista, es que si realmente quieren ser como cualquiera de ellos, deberían empezar por imitar su ambición por transformar la vida de las personas positivamente, que derivó en plata y luego en el bronce.  Pero no me refiero a cambiar el orden.  El legado no es el camino hacia la plata y el bronce necesariamente, es sencillamente nuestro aporte o incluso, hasta podríamos considerarlo la razón principal de nuestro paso por este mundo como emprendedores.

martin-luther-king-jr

Tal vez, en el concepto de éxito y valor radique el principal problema.  ¿Qué nos enseñaron por éxito y persona valiosa? En mi caso, las personas no valen por lo que se llevan o acumulan  (de dinero, conocimiento y/o reconocimientos), sino por lo que comparten y son capaz de dejarnos para mejorar (como personas, sociedad, etc.).

Leave a comment

Your email address will not be published.

*