Lo último:

¡Tengo una idea tan buena… que no te la puedo contar!

¿Cuál es el verdadero valor de la ideas a la hora de innovar?

Anoche, una vez más, caímos inevitablemente en la necesidad de compartir aquellas cosas que nos siguen sorprendiendo de este maravilloso lugar y aquellos seres que lo habitan.

Stanford University

Después de varios intentos frustrados de alimentarme el cuerpo, mi amigo Ricardo San Martin, terminó por alimentarme, una vez más, el intelecto! Con la enorme humildad y capacidad didáctica de siempre, Ricardo me compartía generosamente un concepto, que lo había maravillado, de un profesor de la Universidad de Stanford y que me pareció pertinente difundir, acerca del valor de las ideas.

Desde el punto de vista estrictamente económico, lo que hace que un gramo de oro valga más que un gramo de arena, es la escasez del primero! Es decir que si el oro, más allá de ser un metal con propiedades fenomenales, abundara, sencillamente no valdría lo que hoy vale.  Esto mismo ocurre con las ideas! en aquellas sociedades, equipos de trabajo, empresas, etc. donde NO abundan las ideas, el que tiene una, cree que vale mucho! y por este MIEDO antropológico que tenemos a perder lo que para nosotros vale, esa idea no verá la luz hasta que no estén dadas todas las condiciones que idealmente su creador considere necesarias! Es decir, como en la mayoría de los casos, condenadas a morir en la oscuridad!

Por el contrario, en aquellas sociedades, equipos de trabajo, empresas, etc. donde sí abundan las ideas, cada idea es solo el punto de partida y el valor real está en mejorarla (sin duda en equipo) pero principalmente en su ejecución o puesta en marcha! La diferencia definitivamente está en Do it! No existen ideas innovadoras, solo ideas creativas y estas realmente abundan! Para que exista innovación, se requiere mucho más que una buena idea! Necesitamos poner en acción una buena idea (que generalmente no se parece en nada a la idea original)! Cualquiera que haya transitado este camino, sabe que las innovaciones son la consecuencia natural de un metódico trabajo en equipo que equilibra creatividad y capacidad de ejecución.


focoplanta

Quienes son realmente innovadores no temen a la hora de compartir sus ideas.  Todo lo contrario! Tienen muy claro que podrán eventualmente robarle una idea, pero nunca la creatividad y mucho menos la capacidad de ejecución!

Las cosas que tendemos culturalmente a acumular (dinero, ideas, conocimiento, relaciones, etc.) son para ser compartidas y deben circular como el agua que alimenta la vida! Cuando no fluyen o circulan, se estancan y se pudren, generando todo lo contrario a su potencial evolutivo!

Para mi, esto es lo que definitivamente ha hecho grande a este lugar, como la meca de la innovación! No son ni los edificios ni su clima! Es la cultura compartida por miles de personas que hacen fluir las ideas, el conocimiento, dinero, relaciones, etc.,  sabiendo que lo importante es que vean la luz, evolucionen y cobren vida lo antes posible, para el beneficio de todos!

 

Daniel Caselles
Innovación & Negocios
La Ventana Americana
A window to the Latin Universe, from Stanford to the World

2 Comments on ¡Tengo una idea tan buena… que no te la puedo contar!

  1. Personalmente no me sorprende que la sabiduria se encuentre en quienes entienden que no sabemos nada en comparacion con lo que se puede saber, y que las ideas realmentes innovadoras surjan de quienes las tienen en abundancia y Daniel es una de estas personas. Comparto plenamente en que el concepto de idea esta sobre estimado y es la capacidad de ejecutarlas por medio de trabajo en equipo y perseverancia extarordinaria lo que las hace innovadoras y valiosas. Tiendo a pensar que antes de los mil intentos de Edison para lograr que la lampara electrica funcionara, debe haber existido mil personas mas que tenian la “idea” de la luz electrica. Gracias Daniel por contagiar con estos pensamientos constructivos.

  2. Excelente hijo !!! Muy claro y lleno de maravillas que debieran regir las conductas humanas de seres abnegados e ideales !!! Una vez, leì escrito en una pared ” Hasta que los hombres no practiquen la verdadera LUZ del AMOR, seguiremos comprando lamparitas ” y la entrega altruìsta, de la que hablas…es AMOR ! Va mi abrazo y mi beso en tu corazòn

Leave a comment

Your email address will not be published.

*